Bandera de Pozo Estrecho

Pozo Estrecho
La Corte del Campo de Cartagena

Bandera de Pozo Estrecho

[Inicio] [Introduccion] [Fiestas] [Libro de visitas] [Novedades] [Enlaces]

Tradiciones artesanas: TALABARTERO

        Como en muchos pueblos de la comarca de Cartagena, en Pozo Estrecho, existe una tradición artesana derivada de las actividades que en ellos se desempeñaban durante el último siglo. Una de ellas es la de talabartero, oficio al que se dedicaba el que hacía aperos y correajes para las caballerías; como se trabajaba el cuero, no solo se hacía este tipo de actividad, sino que no eran pocos los que le encargaban cinturones, bolsos e incluso zapatos, oficio el de zapatero que era común estuviera unido al de talabartero.

        Como ejemplo de esto, podemos poner a Fernando Fernández, "el zapatero", que desempeñó este oficio entre los años 40 y 60, el cuál dejó por falta de demanda en el sector. Sin embargo, el paso de los años no ha hecho que olvide el arte de la costura a mano con "las tablas", las leznas y demás utensilios con los que fabrica cualquier cosa al más puro estilo "talabarterano".

        A este artesano de 69 años, se le ha unido otro al que el tiempo libre que le obliga a tener la jubilación, le ha servido para dedicarse a trabajar la madera. Talabartero uno y carpintero otro, han unido su saber para restaurar viejas reliquias que antaño circulaban por los caminos de la comarca. Este carpintero, Antonio Vidal, "el carbonero", se ha encargado de restaurar las varas, ruedas y demás tablas de las "tartanas" que a título particular han sacado del olvido estos hombres a los que la jubilación no les ha servido solo para ver la vida pasar, sino dedicarse a algo que les ha gustado siempre.

         Cabría destacar el último trabajo que han hecho estos dos artesanos. Este ha sido un carretero, a escala reducida, con su carreta llena de sacos de harina, sus mulas y su indumentaria propia de la época, esto último confeccionado por la mujer de Fernando, Maruja, antigua costurera del pueblo. Han reproducido fielmente todos los objetos que pudiera llevar el carretero en su carreta: esparteñas, pipa en la boca y hasta el botijo, sin faltar ningún detalle de tan pintoresco personaje.